lunes, 17 de abril de 2017

Curso Bíblico ¿Cómo convertir a los pentecostales? 1

CURSO BÍBLICO: CÓMO CONVERTIR A LOS PENTECOSTALES (I)
El pentecostalismo unicitario ¿Qué es?


Bienvenidos a la primera entrega del curso “Cómo convertir a los pentecostales – la personalidad del Espíritu Santo”. Este es un curso similar al que se publicó aquí en Sursum Corda para los Testigos de Jehová.

Los pentecostales constituyen un grupo protestante en continuo crecimiento. Día a día vemos como iglesias de esa denominación van surgiendo, al mismo tiempo que ordenan pastores a una velocidad altísima. Y no sólo se destacan por sus reuniones numerosas, muchas veces en improvisados oratorios en hogares repletos, por la música estridente, sino porlas campañas evangelísticas cada vez más agresivas. Muñido de una Biblia de tapas negras, un hombre joven, cabello bien corto, corbata al tono y a viva voz puede estar gritando en la calle pasajes del Evangelio, una reflexión quizás no muy profunda, intercalada con varios "¡Gloria a Dios!" y "¡Aleluya!", seguido por una o dos docenas de personas que van diciendo cada tanto "¡Amén! ¡Aleluya!". Normalmente, los católicos los vemos y seguimos caminando pero ellos insisten en hacerse notar. En los últimos tiempos han empezado a realizar sus reuniones cerca de capillas y parroquias e incluso, como el Pastor Hugo Albornoz (conocido por sus predicas en youtube) rompen imágenes de los santos y de la Virgen María.

Ahora ¿Cómo podemos, como católicos, contestar a los pentecostales? y mucho mejor ¿Cómo podemos sacarlos de sus errores y llevarlos a la Luz de Cristo? Al igual que muchos grupos protestantes, ellos sostienen que nosotros, los católicos, no conocemos la Biblia, que somos ignorantes en la Sagrada Escritura y que toda la doctrina de ellos está fuertemente sostenida en la Palabra de Dios.

Muchos de los que están en esas iglesias, lo están de buena fe. Son personas sinceras que hartas de la hipocresía han salido de otras religiones y han terminado cayendo en un movimiento que prioriza los sentimientos y las manifestaciones externas antes que la Sana Doctrina. Muchos de ellos sinceramente quedan impresionados (para bien) ante los "bautismos del Espíritu Santo" y no saben, ni conocen que en realidad, el pentecostalismo es un movimiento plural, diverso y que la mayoría de las iglesias tienen ideas contrarias y opuestas entre sí, a tal punto que ni siquiera están en comunión entre los mismos pastores. Por eso, como Católicos, debemos dar razón de nuestra esperanza, debemos cumplir con la gran comisión y anunciarles el Evangelio, proclamando a Jesucristo, Verdadero Hombre y Verdadero Dios, mostrándoles el amor del Padre y la acción del Espíritu Santo.

Este curso es enteramente bíblico, está preparado para que cualesquier católico, con cualesquier edición de la Biblia pueda enfrentarse a un pentecostal (veremos que hay varias ramas) y pueda demostrarle no sólo las creencias erróneas que ellos sostienen, sino llevarlo a los pies del Señor Jesús y reconocer al Espíritu Santo, distinguiendo sus dones y manifestaciones de los prodigios del Demonio.

El objetivo de este curso, insisto, es promover un trabajo misionero. Es producto de mi estudio y experiencia personal y de una serie de charlas y conferencias que di en grupos que adherían a estas creencias y a los cuales fui invitado como orador. Debo decir que se trató de una experiencia hermosa: de estar frente a unas pocas personas, muchas de ellas que me miraban con desconfianza y que iban preparadas para apalearme, pasamos en unos pocos días a un salón lleno con muchas personas deseosas de conocer la verdad de la Biblia, con cuadernos y anotadores, apuntando versículos y pasajes enteros para luego estudiarlos en profundidad…

Quisiera comenzar diciendo cuales serán los materiales que necesitaremos para este curso.

  1. Oración. Usted está por empezar un estudio Bíblico, el objeto del mismo no es acumular conocimiento como aprender las capitales de los paises. Es conocer más y mejor la doctrina Cristiana. Por lo tanto, antes de comenzar con el estudio, haga una oración al Señor para que lo guíe y lo ayude a conocer mejor y amar más en consecuencia a Dios. Usted no me creerá, pero a veces, hay pasajes que parecen impenetrables, pero una vez que oramos, la mente se abre gracias al poder del Espíritu Santo.
  2. Recta intención: Usted debe preguntarse para qué sirve este curso. Si lo que usted desea es humillar a un Pentecostal, este curso no es el indicado. Aquí se presenta la doctrina cristiana desde la Biblia con el fin de ganar almas para el Señor Jesús.
  3. Paciencia: Pida a Dios que le de mucha paciencia, la necesitará, pero recuerde: usted al predicar está cumpliendo un mandamiento divino. Usted debe ser un instrumento para la obra de Dios. Si se gana un alma, no la ganó usted, sino que usted fue simplemente una herramienta, por lo tanto déle la Gloria a Dios SIEMPRE.
  4. Una Biblia nueva. Siempre que doy o preparo un curso bíblico enfocado en grupos protestantes me compro una nueva Biblia.
  5. Una Biblia no católica. Los protestantes insisten en que nosotros no podemos demostrar nuestra doctrina con la Biblia, cuando lo hacemos, responden que tenemos una versión adulterada de las Escrituras y que les hemos agregado libros y palabras. ¿Cómo se resuelve la disputa? Use una edición protestante, que además, son baratas. Yo me compré por ejemplo un lote de Biblias Reina-Valera 1960, que es la edición más extendida entre los protestantes de habla hispana, diríamos más: es “la biblia clásica” para ellos. Cuando usted muestre que tiene una RV1960 quedarán sorprendidos.
  6. Marcadores fluor.  Usted necesitará marcar varios pasajes para demostrar que el Espíritu Santo es una persona y que además es Dios, tanto en el Nuevo como en el Antiguo Testamento. En lo personal, uso un único color para marcar los pasajes porque tengo buena memoria, no obstante, puede convenir, especialmente si usted no está muy acostumbrado a manejar la Biblia, el hecho de tener dos colores para señalar pasajes: uno para todos aquellos en los cuales se dice que el Espíritu Santo es una persona, y otro en los cuales se menciona que el Espíritu Santo es el mismo y Eterno Dios. También sería bueno un tercer color para tratar el tema del don de lenguas.
  7. Oración: ¿La mencionamos antes? No se preocupe, necesitará más oración todavía. Y no sólo oración, a veces tendrá que ayunar, a veces se sentirá perdido, a veces sentirá que no tiene fuerzas o que no vale la pena. No se preocupe, Dios estará de su lado. Créame. Puede ocurrirle incluso que en medio de un estudio una de las personas empiece a gritar diciendo que el Espíritu Santo le está hablando o puede empezar a hablar en lenguas y tratará de callarlo a usted sólo debe citar este pasaje:


1Co 14:27  Si alguno habla en lengua desconocida, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete. 
1Co 14:28  Pero si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable a sí mismo y a Dios. 
1Co 14:29  Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. 
1Co 14:30  Y si algo le es revelado a otro que está sentado, calle el primero. 
1Co 14:31  Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. 
1Co 14:32  Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas; 
1Co 14:33  porque Dios no es autor de confusión, sino de paz; como en todas las iglesias de los santos. 

Y luego decir “¿CreeN ustedes que esto es la Palabra de Dios? Pues si es la Palabra de Dios ¡obedezcamos la Palabra de Dios!" Y repita los versículos 28 y luego el 33 y luego diga bien fuerte "¿Amén? ¡Amén! ¡Dios no se equivoca nunca! ¡Amén! ¡Dios no es autor de confusión, sino de paz!"


Siempre que estuve frente a episodios así, luego de citar estos dos pasajes la situación se calmó.


En los próximos días tendrá usted una entrega introductoria, la cual explicará un poco sobre el primero de los grupos que analizaremos: los pentecostales unicitarios. Como siempre digo: la historia de las religiones nos sirve a nosotros para conocer sorbe sus orígenes y su desarrollo, no para convertir a nadie. Para llevar a los pies del Señor sólo hace falta oración, una Biblia y estar seguros en la Sana Doctrina.

5 comentarios:

  1. Hola soy Marcelo, me pregunto si son cristianos convertirlos a que Iglesia? A lo sumo es a mi parecer hacerles conocer algun error segun tu interpretacion personal de la vision tradicional de tu vertiente Catolica? se entiende el punto? pero la palabra Conversion me parece muy dura. Bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcelo. Es sacarlos del error pentecostal y llevarlos a la Verdad. Es empezar por el Espíritu Santo y luego seguir por un largo camino que empieza cuando ellos reconocen el error y piden perdón al Señor y se entregan a él.
      Saludos

      Eliminar
  2. Concuerdo con el comentario del Marcelo. Es tiempo de Apostasía, no de conversiones. En última instancia, el que ama la verdad la verá por su propia cuenta. Sí es cierto que debemos dar razones de nuestra Esperanza a quien la pida; eso no implica andar predicando nada ni traerlos a una Iglesia de catacumbas donde nadie confia en nadie, se duda de la validez de las ordenaciones sacerdotales, no hay Papa, los laicos prefieren usar su dinero para hacer viajes en lugar de formar familias católicas, y si lo hacen, prefieren aparearse con protestantes o personas salidas del Satanismo, o de la peor calaña que haya, eso sí, en miras de satisfacer su propia carne.

    Para convertir a los pueblos, para misionar, se necesita ser ENVIADO, e ir DOS EN DOS. Si vas solo te comen vivo, y corrés el riesgo de perder la fe.

    Ya no hay misiones, ya los pueblos tuvieron su oportunidad. Es el fin, que el inicuo siga en su iniquidad, y el santo se santifique aun más.

    La Señorita Despreciada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, pero el santo también se puede santificar predicando a los demás. Siempre se puede hacer ver algún error o traer a alguien a Cristo.

      Ahora bien, concuerdo con Marcelo y La Señorita (injustamente) Despreciada, creo que mas allá de corregir algún error cristológico no hay mucho que hacer porque no hay dónde llevarlos. Para la gente que está en los evangelistas y similares, es muy importante pertenecer a una comunidad que los contiene afectivamente y que les da certezas. Decirles que se tienen que ir al desierto socialmente hablando (a su casa a rezar el rosario) porque no hay casi iglesia visible, y no se sabe si hay sacramentos, consagraciones etc, es humanamente imposible para estas personas.


      Eliminar
  3. pienso igual que ustedes, estamos en tiempos de apostasia, es el fin.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!